Páginas

domingo, 15 de enero de 2017

STRANGER THINGS (SERIE)

2016.- ESTADOS UNIDOS.- Matt y Ross Duffer (The Duffer Brothers).- Winona Ryder, David Harbour, Matthew Modine, Finn Wolfhard, Millie Bobby Brown, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Natalia Dyer, Charlie Heaton, Noah Schapp, Cara Buono, Joe Keery, Rob Morgan, John Reynolds, Joe Chrest, Ross Parttridge

Mi puntuación   ★★★★★★★☆☆☆
Serie de TV (2016). 8 episodios. Homenaje a los clásicos misterios sobrenaturales de los años 80, "Stranger Things" es la historia de un niño que desaparece en el pequeño pueblo de Hawkins sin dejar rastro. En su búsqueda desesperada, tanto sus amigos y familiares como el sheriff local se ven envueltos en un enigma extraordinario: experimentos ultrasecretos, fuerzas paranormales terroríficas y una niña muy, muy rara. (FILMAFFINITY)

Mi comentario: Esta recreación de los años ochenta con claras connotaciones de E.T. , Los Goonies, Alien, Pesadilla en Elm Street... nos hacen revivir un periodo donde despertábamos a un cine lleno de situaciones asombrosas, un tanto sensibleras, pero que vivíamos intensamente.

La serie, al estar compuesta de ocho capítulos y ser bastante adictiva, se puede ver perfectamente en dos o tres “sentadas” y no se te hace pesada en absoluto.

Es muy entretenida, en realidad la ves como si de un juego se tratara, y no por ser muy previsible, pierde un ápice su interés. Los personajes están creados en base a los tópicos de la época (chicos malos de colegio con su venganza correspondiente, hermanos mayores, poderes sobrenaturales de alguien, bicicletas casi voladoras, novio perdonavidas con amigos que le ríen las gracias, ...etc) , pero no resultan desagradables, aún sabiendo la exageración del papel de cada uno. Es para todo tipo de públicos (incluyendo niños), pues los efectos especiales parecen también de los años que nos narra, percibiéndose un poco básicos. Destacar la interpretación de Winona Ryder y de “Once” (Millie Bobby Brown).


En definitiva una serie con su justa duración, familiar, palomitera, que exceptuando algunos doblajes que me parecieron muy malos (recomiendo verla en versión original o subtitulada) y esforzándose excesivamente en transmitirnos la explicación científica a los fenómenos que nos ofrecen, no te arrepentirás de haberla visto.