Páginas

martes, 31 de enero de 2017

ESPÍAS DESDE EL CIELO

2015.- REINO UNIDO.- DIR: Gavin Hood.- INT: Helen Mirren, Alan Rickman, Aaron Paul, Barkhad Abdi, Iain Glen, Phoebe Fox, Carl Beukes, Richard McCabe, Tyrone Keogh, Babou Ceesay, James Alexander, Lex King, Daniel Fox, John Heffernan, Luke Tyler, Jeremy Northam, Gavin Hood.

Mi puntuación  ★★★★★★☆☆☆☆
La coronel Katherine Powell (Helen Mirren), una oficial de la inteligencia militar británica, lidera una operación secreta para capturar a un grupo de terroristas en Nairobi, Kenia. Cuando se da cuenta que los terroristas están en una misión suicida, ella debe cambiar sus planes de 'capturar' por 'matar'. El piloto estadounidense de drones Steve Watts (Aaron Paul) recibe la orden de destruir el refugio donde se hallan los terroristas, pero una niña de nueve años ingresa en la zona donde podría ser herida. (FILMAFFINITY)

Mi comentario: Te mantiene en suspense, vas poniéndote nervioso junto con los protagonistas por la premura y el escaso tiempo del que disponen para emprender una misión que se supone nos librará de unos peligrosos terroristas que van a acometer un atentado inminente.

Pone de manifiesto (y creo que es un mensaje muy potente el que nos quiere transmitir) la burocracia de los estamentos institucionales y como no quieren asumir una responsabilidad que llevan implícita en el cargo; se van pasando la pelota de uno a otro en una determinación que presenta graves dudas sobre su legalidad.

Otro mensaje que percibo, es la diferencia de criterios entre el estamento militar y los tecnocratas que solo piensan en su rédito político, sin importarles el hecho en sí; el prisma con el que ven el suceso va en función de su posible futuro en la Administración.

La película, bajo mi punto de vista, y teniendo en cuenta las virtudes que acabo de detallar, tiene un problema: no me la creo. Dudo mucho que por un daño colateral tan “nimio” para ellos, sean capaces de abortar una misión tan calculada desde largo tiempo y que se presenta tan concluyente. Nos hace participe al espectador situándonos en una tesitura ética y moral, que en la realidad no se hubiera puesto de manifiesto, máxime cuando ese daño colateral no era cierto que se produjera o por lo menos no en su versión mas trágica.

Nos lleva, y al final en grado sumo, a unas consecuencias en las quiere hacer culpable a todos, incluso a ti, por si te has atrevido a apoyar esa intervención. Inclina demasiado la balanza hacia el lado del remordimiento, es quizá esa obstinación y ese patriotismo a ultranza que destila, lo que le pongo en el debe.


Se deja ver muy bien, el ritmo que le imprimen es el apropiado para crear la atmósfera de tensión adecuada, diálogos cortos y tajantes esperando respuestas, sentimiento de culpa acusado, esa visión de la guerra del futuro con drones y ganadas desde un sillón a miles de km. de distancia, primeros planos, buena interpretación de Helen Mirren... Así que mi recomendación es verla; y comunicarme, por favor, si hay algún cándido que se la ha creído.