Páginas

lunes, 5 de junio de 2017

CAROL

2015.- REINO UNIDO.- DIR.: Todd Haynes.- INT.: Cate Blanchett, Rooney Mara, Sara Paulson, Kyle Chandler, Jake Lacy, Cory Michael Smith, Carrie Brownstein, John Magard, Kevin Crowley, Gielreath, Ryan Wesley Gilreath, Trent Rowland, Jim Dougherty, Douglas Scott Sorenson, Nik Pajic.

Mi puntuación    ★★★★★★★☆☆☆
Nueva York, años 50. Therese Belivet (Rooney Mara), una joven dependienta de una tienda de Manhattan que sueña con una vida mejor, conoce un día a Carol Aird (Cate Blanchett), una mujer elegante y sofisticada que se encuentra atrapada en un matrimonio infeliz. Entre ellas surge una atracción inmediata, cada vez más intensa y profunda, que cambiará sus vidas para siempre. (FILMAFFINITY)

Mi opinión: Basada en la novela “Carol” o como en un principio se llamó “El precio de la sal” de Patricia Highsmith y escrita en 1951 con el seudónimo de Claire Morgan, fue rechazada por todos los editores debido a la relación lésbica que contenía.

Abordar este tipo de cuestiones tiene siempre un plus de dificultad; pues lo decisivo, es encontrar ese punto medio que la haga identificarse como un film que será siempre recordado al mencionarse este tipo de contenidos. Así, si lo planteas de una manera banal: te parecerá frívola, sin profundidad y sin adentrarse en el verdadero problema, que debido a la época que se desarrolla era muy pronunciado; y si por el contrario lo dramatizas, lo acompañas de escenas fuertes y lo llevas al máximo extremo de los impedimentos de un entorno incrédulo: puede parecer escabrosa, destinada a sacar la morbosidad que todos llevamos dentro.

En este caso lo soluciona muy bien. Rehuye de convencionalismos, dirige a los actores para que se metan en un papel que parece indicado exclusivamente para ellos; en ningún momento te parece que están forzando una situación incomoda. Nos llega muy nítido el mensaje de la decisión tomada, y de conseguir sus objetivos pese a quien pese.

El hecho que Therese este descubriendo su orientación sexual, lleva al espectador a identificarse con ella. Su aspecto dulce y de niña desprotegida, ahonda más en esa sensación de desear que no resulte dañada, que se acepte como es y que de rienda suelta a sus impulsos. Comprobamos que en ningún momento es una critica a este tipo de relaciones, bien al contrario, nos lo muestra con toda naturalidad a pesar de las adversidades.

Muy conseguida la atmósfera que crea en las escenas y que resulta imprescindible para meterte en ese ambiente intimista. Las miradas con ese espacio de segundos que en otra cinta resultarían incómodos, aquí son la continuación de la trama; los silencios se convierten en diálogos, expresándonos todo lo que desean y no lo pueden decir con palabras.

Se puede decir, sin temor a equivocarse, que es bella. Tiene esa tonalidad oscura, que lleva implícito la singularidad de su relación y ese punto de rebeldía que toda mujer en esta situación tiene que llevar a cabo; lástima la incomprensión de un entorno, que aunque se nos muestra muy avanzado, es muy reacio a admitir.

Buena dirección de Tood Haynes, buena interpretación de Catte Blanchett y Rooney Mara, fotografía fantástica, planos fabulosos, secuencias con la medida exacta.....Sin duda se merece esas 6 nominaciones de los Oscar y 5 nominaciones de los Globos de Oro.